miércoles, 8 de noviembre de 2017

"Celia" un cuento en Grupo Jauría

Hay algo en estas calles que me recuerda a Vinci, la ciudad ficticia que creó Nic Pizzolatto para la segunda parte de True Detective. Hay algo en el viento que comparten estos lugares que logra que la gente pierda la esperanza. Por fortuna, por ahora, queda la literatura para salvarnos. 

Hace unos días publiqué en el blog Grupo Jauría un cuento titulado Celia que apareció inicialmente a comienzos de 2016 en la antología Vuelo de palabras del Taller José Manuel Arango - Relata Valledupar. Allí hay un compendio de cuentos y poemas (muchos de los cuales ya han sido publicados en ese blog) de la pandilla de amigos que contra todo pronóstico continúa con el afán de seguir escribiendo y publicando cuentos y poemas en este lugar que parece condenado por el sol. Debe haber algo de masoquismo en todo ello, algo de desahogo que permite que la gente se pierda en la magia de las palabras y olvide el barullo de la calle. Ese algo que no parece existir en tierra de nadie (¿existen poetas en Vinci?), pero bueno, de eso no trata este post, solo quería dejar un enlace. A continuación se puede leer el primer párrafo del cuento:
No tenía ni puta idea de dónde estaba la Osa Mayor, pero cuando Celia me preguntó, yo le apunté con mi dedo índice a un grupito de estrellas, las que más brillaban esa noche. Ella me preguntó entonces cómo es que sabía en dónde encontrarlas. Le solté un rollo sobre los astros y le dije que, de pequeño, mi papá me enseñó a diferenciarlas, que no era tan difícil. No sé si Celia me creyó pero la tenía bien pegada a mí y le sentía la respiración, las teticas moviéndosele y su piel tibia recostada a las barandas del balcón. Le quise agarrar las nalgas pero ella notó mi intención y se movió a un costado. Me pidió que le prestara el baño, me hizo cara de urgencia. Celia sabía dónde estaba el baño. La vi caminar por el pasillo y voltear en esa dirección. Escuché cuando cerró la puerta, después, se quedó en silencio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por llegar a este punto. Ahora deja tu comentario. También puedes compartir esta entrada si te pareció, de algún modo, interesante.